Suerte


Él es Suerte, se llama así porque el solito llego a Casa Heim y espero a que se abriera la puerta para pasar y presentarse, lo curioso es que Casa Heim esta en un lugar donde nunca se ven perros sin hogar porque es un fraccionamiento cerrado. Fue así que Suerte se quedo con nosotros hasta que una hermosa familia en Metepec decidió adoptarlo y en Navidad nos mando foto de él junto a la chimenea y el árbol.

#AdoptaNoCompres #CambiaUnaVida

Entradas destacadas